Articulo el Segre. Domingo 25 Julio 2021

Por Borja Arrizabalaga. Ingenio Leadership School.

Título: La necesidad de profesionales con pensamiento critico

Hoy más que nunca, en este entorno que nos ha tocado vivir, se hace más evidente el contar con profesionales con pensamiento critico, en un paradigma donde reina el miedo, la prudencia y la obediencia al “Status Quo” u orden supremo prevalente.

El pensamiento Crítico, es ll pensar es una capacidad inherente al ser humano y ha sido estudiado desde la antigüedad por los grandes pensadores griegos hasta la actualidad. En el ámbito de la enfermería el pensamiento crítico es fundamental para lograr una práctica de calidad. Este artículo surge con el fin de dar a conocer la importancia del pensamiento crítico para la enfermería, específicamente en la formación de estos profesionales. Con este fin se realiza una evolución histórica del concepto de pensamiento crítico, incluyendo una definición desde su concepción amplia, hasta llegar a su conceptualización e importancia en enfermería. 

Al conocer la importancia del pensamiento crítico en la formación de futuros enfermeros se podrán instaurar estrategias de enseñanza-aprendizaje para fomentar este pensamiento en los estudiantes; por consiguiente, formar enfermeros autónomos, empoderados de su rol y capaces de realizar una práctica reflexiva, lo que se traduce en una atención de calidad hacia la sociedad y la organización para la que uno trabaja.

Para algunos autores el significado del “pensar” es lo que llaman un primitivo semántico, concepto universal e innato que posee toda persona humana, en el conjunto de oír, conocer, querer, etc. Desde esta definición, se deduce entonces que toda persona puede pensar, pero la complejidad de este pensamiento es lo que hará la diferencia. Acá entra en juego el pensamiento dirigido, en el que pensar es un proceso que persigue solucionar un problema, sacar una conclusión, juzgar una situación incierta, tomar una decisión o crear algo.

El pensamiento crítico, como concepto es bastante antiguo. Uno de sus inicios son las filosofías planteadas por grandes pensadores como los griegos Sócrates, Platón y Aristóteles, los tres con actitud ontológica dieron origen a las corrientes de pensamiento que están presentes en la educación hoy en día. Sócrates creía que el objetivo de la educación era trasmitir el conocimiento desinteresado, con el fin de preparar al hombre para seguir el camino de la virtud y la búsqueda de la sabiduría. Por otra parte, Platón, discípulo de Sócrates, tenía un pensamiento más próximo al idealismo, creía que en la educación se debía comprobar las aptitudes de los estudiantes, inclinándose por la vivencia interior, la primacía del individuo, del sujeto y la voluntad. Y finalmente Aristóteles, discípulo de Platón, creó un equilibrio entre las actividades intelectuales para su época, hacia un pensamiento más realista, inclinado a la experiencia práctica, la primacía de lo colectivo, del objeto y de la inteligencia.

El pensamiento crítico es el pilar fundamental para las organizaciones, se necesitan profesionales que comprendan la importancia de esto en el quehacer disciplinar y profesional, en los diferentes ámbitos de la organización. Este pensamiento comienza por la atención directa con el usuario, donde debe darse mayor participación a este, además de mantener una actitud crítica en las funciones propias y con las indicaciones recibidas de las empresas.

Es necesario cuestionar el actual sistema de formación de profesionales, hoy el estudiante que ingresa a estudiar esta profesión llega consciente de su entorno; el docente de cualquier especialidad profesional debe fomentar el pensamiento crítico de los estudiantes y de esta forma contribuir con profesionales empoderados de su rol.

Por otra parte, se debe reconocer el avance que se ha obtenido en muchas de las profesiones consideradas punteras o vanguardistas hasta el día de hoy, con sus funciones delimitadas, con la incorporación de la profesión al código, políticas y valores empresariales de las organizaciones y a su vez en la mayoría de los países, pero ¿se hubiese logrado esto sin un pensamiento crítico? Claramente no, este pensamiento se necesita para continuar fortaleciendo las profesiones como disciplina y así no perder el camino ya avanzado.

Si los profesionales logran darse cuenta del poder que posee el pensamiento crítico, podrán contribuir aún más en la sociedad, lo que permitiría realizar cambios en el ecosistema empresarial, todo esto, con el esfuerzo y en colaboración de los demás profesionales que trabajan en pro de una mejor calidad de vida para la sociedad y el planeta.

Es así como algunas profesiones de vanguardia a lo largo de los años han ido cambiando su pensamiento y accionar, tanto en la práctica como en la investigación, desde la perspectiva positivista hacia una miranda emancipadora con pensamiento crítico, aun así, queda mucho camino por recorrer, el que se espera acortar con este trabajo.

La necesidad de profesionales con pensamiento critico

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies