Please follow and like us:

  • 22
  • Share

Por Borja Arrizabalaga

21 Noviembre 2018

Todos sabemos que el 80% de los empleados , abandonan sus empresas por los malo jefes. y esta es una pérdida irreparable para las organizaciones, que no pueden permitirselo

Los empleadores buscan la lealtad y la dedicación de sus empleados, pero a veces no logran devolver la mitad de la ecuación, dejando a los trabajadores del milenio sintiéndose abandonados y sin apoyo. Las relaciones profesionales se basan en la confianza y el compromiso, y trabajar para un jefe que lo respalde es vital para el éxito profesional y de la empresa.

Los empleados que creen que su empresa se preocupa por ellos tienen un mejor desempeño. ¿Qué valor le asigna un empleador a usted como empleado? ¿Estás ahí para hacer el trabajo y volver a casa? ¿Le pagan de manera justa, bien entrenada y confiada en la seguridad de su trabajo? ¿Trabajas en buenas condiciones de trabajo? ¿Recibe comentarios constructivos, o se siente degradado o invisible?

Cuando los empleados de la generación del milenio se sienten apoyados por su jefe, su felicidad en el trabajo aumenta, y también lo hace el éxito de la empresa. La construcción de una relación sana implica los esfuerzos de ambas partes, jefe y empleado, y el resultado no solo mejora el éxito de la empresa, sino también la calidad de las políticas, los comentarios y la cultura de trabajo.

Invertir en una relación con su jefe

Cuando te contratan por primera vez, debes conocer la cultura de tu empresa y observar de cerca a tu jefe mientras aprendes las cuerdas. Es mejor aclarar cualquier pregunta que tenga, en lugar de deshacerse de un proyecto y terminar con una propuesta fallida para un cliente valioso.

Sin importar el estilo de comunicación de su jefe, hablar sobre asuntos oportunos antes de que las consecuencias estén fuera de su control genera confianza y establece una comunicación saludable. Conocer a su jefe comienza con saber cómo se mueven a través del día hábil, incluidos sus estados de ánimo, cómo prefieren comunicarse y su estilo de liderazgo:

Estado de ánimo: Tal vez su jefe necesite su taza de café para comenzar el día. Si ve que otros empleados se escabullen antes de que el jefe drene esa taza de café, tómese su tiempo también.
Comunicación: El estilo de comunicación del jefe también está influenciado por su estado de ánimo. No esperes demasiado tarde para darte una noticia importante. Los temas detallados pueden programarse para una reunión a través de una llamada telefónica o correo electrónico para verificar que se respeta el tiempo de su jefe. A cambio, tu tiempo será respetado, también.
Algunos profesionales están reforzando más emocionalmente que otros. Algunos pueden parecer fríos, pero en realidad prefieren usar datos duros para solidificar el punto final como un estilo analítico. Si estás más enfocado en las relaciones interpersonales, esa es tu fortaleza, pero también debes aprender y respetar el estilo de comunicación de tu jefe.

Liderazgo: ¿Qué tipo de líder es el jefe? Los diferentes estilos de comunicación se adaptan mejor a una organización en función de sus objetivos y cultura, pero ofrecen ventajas y desventajas. Los líderes autocráticos asumen la autoridad total en la toma de decisiones sin aportaciones ni desafíos de los demás. Los líderes participativos valoran el aporte democrático de los miembros del equipo, pero las decisiones finales permanecen con el jefe.
Los líderes autocráticos pueden estar mejor equipados para manejar decisiones de emergencia sobre líderes participativos, dependiendo de la situación y la información recibida.

Mientras que el jefe ejerce una posición de poder sobre los empleados, es importante que los líderes no mantengan eso sobre la cabeza de sus empleados. En el caso de la insatisfacción en el trabajo, los empleados del milenio no son los únicos culpables. El respeto se gana mutuamente y, en última instancia, una relación sana entre los líderes y los empleados mejora la compañía y las carreras en ciernes de los millennials.

Una relación saludable con los líderes mejora la compañía

Un informe de Gallup revela que la felicidad de la carrera milenaria se ha reducido mientras que la desconexión en el trabajo aumenta: el 71% de los millennials no participa en el trabajo y la mitad de todos los empleados tienen planes de retirarse en un año. ¿Cual es la causa? Los jefes son responsables del 70% de las variaciones en el compromiso de los empleados. Mientras tanto, los jefes comprometidos son un 59% más propensos a tener y retener empleados comprometidos.

Los comportamientos de apoyo de estos gerentes para involucrar a sus empleados incluían ser accesibles para la discusión, motivados por las fortalezas sobre las debilidades y ayudar a establecer metas. De acuerdo con el informe Gallup, el determinante principal de la retención y el compromiso de los empleados son aquellos en posiciones de liderazgo. El jefe está preparado para afectar directamente la felicidad, la satisfacción, la productividad y el rendimiento de los empleados.

El mismo informe revela que solo el 21% de los empleados milenarios se reúnen semanalmente con su jefe y el 17% recibe comentarios significativos. El refuerzo de participación más positivo fue en gerentes que se enfocaron en las fortalezas de los empleados. Al final, uno de cada dos empleados dejará un trabajo para alejarse de su jefe cuando no sea compatible.

Please follow and like us:

  • 22
  • Share
La importancia de tener un jefe que te apoye e impulse dentro de la organización

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies