Please follow and like us:

  • 27
  • Share

Las auditorias de segunda parte en IATF 16949:2016

Concretamente, la Norma IATF establece requisitos para las auditorías de segunda parte en cuanto a la competencia de los auditores y sobre el propio proceso de las auditorías:

En primer lugar establece requisitos, en el apartado 7.2.3  Competencia del Auditor Interno (anteriormente ISO/TS 8.2.2.5) y en el apartado 7.2.4 Auditores de Segunda Parte (apartado nuevo) en los que se indica:

La organización deberá tener un proceso documentado … mantendrá una lista de auditores internos calificados para: Sistemas de gestión de calidad, Procesos de fabricación, Productos y demostrará los siguientes requisitos mínimos:

  • El enfoque de automoción incluyendo el pensamiento basado en Riesgos
  • Requisitos Especiales de Clientes (CSR’s) relevantes
  • Requisitos de las normas ISO 9001:2015 y IATF 16949:2016
  • Herramientas de SGC de Automoción (CoreTools)
  • Técnicas de auditoría, número de auditorías anuales, CPD dentro de la industria

Cuando se imparta capacitación para lograr la competencia, se debe conservar la información documentada para demostrar la competencia del tutor/capacitador con los requisitos anteriores

Para los auditores de segunda parte se hace mención explicita como requisito a la comprensión de los procesos de manufactura a ser auditados, incluyendo el AMFE de proceso y Plan de Control

En el apartado 8.4.2.4.1 Auditorías de segunda parte la norma indica que:

  • La organización debe incluir un proceso de auditoría de segunda parte en su enfoque de gestión de proveedores. Las auditorías de segunda parte se pueden utilizar para lo siguiente: Evaluación del riesgo del proveedor, Supervisión de proveedores, Desarrollo del SGC de proveedores, Auditorías de productos, Auditorías de procesos
  • Basándose en un análisis de riesgos, incluyendo los requisitos de seguridad / reglamentarios del producto, el desempeño del proveedor y el nivel de certificación del SGC, como mínimo, la organización deberá documentar los criterios para determinar la necesidad, el tipo, la frecuencia y el alcance de las auditorías de segunda parte
  • La organización debe conservar los registros de los informes de auditoría de segunda parte
  • Si el alcance de la auditoría de segunda parte es evaluar el sistema de gestión de calidad del proveedor, entonces el enfoque deberá ser consistente con el enfoque del proceso de automoción. (Nota adicional: La orientación puede encontrarse en la Guía del auditor de la IATF y en la ISO 19011)

Realización de Auditorías de Segunda Parte

Auditar a los proveedores en base a requisitos propios de la organización mejora la fortaleza de su cadena de suministro y permite demostrar cumplimiento con IATF 16949:2016 para el desarrollo de los proveedores.

Sin embargo, supervisar a los proveedores y las plantas de producción se convierte en una tarea difícil y que requiere mucho tiempo (por ejemplo, cuando se trata de emplazamientos ubicados por todo el mundo). Pero si la organización no tiene una total transparencia en los procesos de su cadena de suministro, la calidad y la fiabilidad de su producto o servicio final incrementa los riesgos (que deben analizarse y gestionarse para su eliminación o reducción).

El proceso de auditoría ayuda a la organización a hallar y corregir los problemas antes de que afecten al cliente o al usuario final, lo que previene y evita el riesgo de retirada de productos, fallos en el servicio o problemas relacionados con el cumplimiento de reglamentos y directivas naciones e internacionales, tal y como pide IATF 16949:2016.

La opción de la Externalización de las auditorías de segunda parte.

Todas las organizaciones se enfrentan al requisito de implementar un proceso de auditoría de segunda parte en su enfoque de gestión de proveedores (8.4.2.4.1)

Pero para este requisito, sin embargo, en la mayoría de los casos existe una limitación en cuanto a los recursos internos de la empresa se refiere (disponibilidad de personal con la competencia requerida y que cumplan los requisitos mínimos indicados en la norma, por ejemplo) es la razón por la cual muchas empresas han optado por externalizar este servicio en organizaciones o profesionales de la auditoría en el sector de automoción (que son especialistas cualificados). El capital humano de la organización puede dedicarse a aquellas tareas de más valor añadido de su proceso productivo, reduciendo significativamente las dificultades para la planificación, ausencia de puestos clave, los tiempos y coste de auditoría, lo que le ayudará a mantener sus proyectos dentro de las fechas previstas y dentro del presupuesto.

Al externalizar su auditoría de segunda parte las organizaciones pueden mejorar la asignación de sus recursos, mejorar la trasparencia e independencia del propio proceso de auditoría, obtener resultados más objetivos de la situación de los procesos que le permita controlar más eficientemente y mejorar su cadena de suministro.

Please follow and like us:

  • 27
  • Share
La Importancia de las Auditorías de Segunda Parte para IATF 16949:2016

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies