Please follow and like us:

  • 32
  • Share

Por Borja Arrizabalaga

Noviembre, 9. 2018

En la era de las tecnologías, con tanta información y big data a nuestro alrededor, es muy fácil que caigamos en la telaraña de perder de vista y mantener el foco, lo realmente importante para nuestras organizaciones

Mantener el foco en tus metas es imprescindible que aprendas a priorizar.

El tiempo es el bien más preciado que tenemos los seres humanos y el mayor recurso para alcanzar nuestro propósito. Pero con frecuencia perdemos y malgastamos el tiempo sin ser conscientes de su verdadero valor.

Estos son los 8 trucos más útiles de gestión del tiempo que he aprendido y que constantemente utilizo para priorizar y mantenerme enfocada en mis metas:

1.- No pierdas tu DAFO de vista nunca

Ten a mano el DAFO, tu misión y visión. Resérvales un lugar privilegiado en tu area, despacho,. zona de trabajo. Re-visitalo 1 vez al dia como mínimo. Esto te ayudaría a no desviarte de tu propósito

2.-Haz ejercicios de visualización.

Haz continuamente ejercicios de visualización para mantener clara tu visión. Es fácil perder el rumbo en medio de la tempestad del día a día, y la visión de tu destino es el faro que te guía. Te ayudará hacer un mural de sueños, en el que a modo de collage pongas imágenes de tu vida ideal y frases que te inspiren, que puedes recortar de revistas, y tenlo colgado en la pared en un lugar visible.

3.-Aprende a decir “no”.

Una de las cosas que más nos cuesta a las personas es decir que no a alguien cercano que nos pide un favor. Nos gusta estar disponibles y que los demás sepan que pueden contar con nosotros. Y si no estamos dispuestos para todo y para todos tememos que nuestras relaciones se deterioren. Pero esta actitud conlleva que se deteriore la relación más importante de todas, que es con uno/a mismo/a, pues continuamente ponemos nuestros propios intereses en segundo lugar, algo que pasa factura porque provoca insatisfacción y luego en el fondo nadie lo agradece.

4.-Haz listas de tareas y divide las grandes en más pequeñas.

Algunas tareas de nuestro plan de acciónrequieren a su vez la realización de subtareas más pequeñas. Descomponer este tipo de tareas en diferentes piezas de tamaños similares como si de un puzle se tratara, te ayudará a planificar con más eficacia. Este tipo de acciones en cadena requieren una atención global a la vez que específica, y han de ser diseminadas como si de un proyecto se tratara. De esta forma podrás conocer en qué parte del proceso necesitas poner mayor atención y qué tareas puedes delegar. Algo que recomiendan los expertos es que aquellas tareas que se pueden hacer en menos de 2 minutos las hagas en cuanto las pienses, pues ponerlas en la agenda lleva más tiempo que hacerlas, y cuando son muchas se convierten en piedras en la mochila.

“Los pequeños actos que se ejecutan son mejores que todos aquellos grandes que se planean.” Séneca

5.-Elimina las escusas.

Esperar a que los astros estén alineados para que todo confluya es la escusa más bonita para permanecer como estás. Las escusas tienen la misión de mantenernos dentro de nuestra zona de confort, que es donde aparentemente sentimos seguridad y tranquilidad, porque nos movemos en terreno conocido. La zona de confort no es que sea confortable, sino que es el área donde nos conformamos con lo que tenemos. Las escusas surgen por temor a salir al área desconocida y enfrentarnos a nuevos retos. Pero las grandes hazañas solo se consiguen afrontando desafíos y conquistando nuevos territorios.

6.-Planifica desde el futuro al presente.

Trasládate mentalmente a dónde quieres llegar y luego desanda el camino que has recorrido para llegar allí. Eso te ayudará a darte cuenta de que acciones has tenido que acometer por el camino y en qué momentos concretos. Piensa en tu meta a 10 años y en la persona en la que te has convertido, y pregúntate para llegar allí ¿qué tiene que haber ocurrido en 5 años? ¿qué obstáculos he tenido que superar? ¿qué recursos he necesitado? ¿quién me ha ayudado? Repite el mismo proceso en 3 años y en 1 año. Para potenciar tu imaginación puedes hacer el recorrido simbólicamente en el pasillo de tu casa. Esto te servirá para darte cuenta de lo que es verdaderamente importante para ti.

7.-Distingue entre las tareas de alto y bajo valor.

Nuestra vida está dominada por nuestros hábitos. Y hábito es tanto lo que hacemos como lo que no hacemos, incluso lo que pensamos y sentimos. Si hicieras un balance de tus hábitos seguramente la mayoría de ellos no le aportan nada a tu vida, a lo sumo la mantienen como está. Esos hábitos conllevan la realización de tareas de bajo valor que no construyen tu visión, como por ejemplo ver la tele, chatear en redes sociales, ojear noticias sin interés, salir con amigos… Procura más bien que la mayoría de las tareas que acometes cada día sean de alto valor, es decir, que contribuyan a la creación de la vida de tus sueños.

8.-Comienza con las tareas más complejas.

Aunque lo tentador es que lo más complicado lo posterguemos dejándolo para más tarde o para mejor momento, no es lo más recomendable. Sobre todo porque hacerlo lo primero te ayudará a liberarte de la carga más pesada y hará que el resto del día lo afrontes con más ligereza y sensación de logro. También porque estas tareas más gordas y difíciles son las que más dedicación, concentración y energía requieren por tu parte. Por eso es recomendable hacerlas al principio del día y no cuando ya te puede el cansancio y te dominan las prisas.

Si tienes tu propio negocio o proyecto emprendedor y te gustaría sacarle el máximo partido a estos 8 útiles trucos para enfocarte y priorizar, te sugiero que cuentes con la ayuda de un coach o mentor con experiencia empresarial. Si quieres que yo te ayude, te ofrezco una primera sesión gratuita sin compromiso para ayudarte a tener mayor claridad sobre tus metas y diseñar tu propio plan de acción inmediato.

Si aplicas correctamente estos 8 trucos te garantizo que además de priorizar y mantener el enfoque obtendrás otros muchos beneficios, como por ejemplo:

  • Vencerás el miedo a lo desconocido.
  • Mantendrás la motivación necesaria.
  • Sentirás pasión por lo que haces y nada ni nadie te detendrá.
  • Alcanzarás tus sueños
  • Evitarás despistarte de tus objetivos y desgastarte en cuestiones nimias.
  • Lograrás tener mayor energía al experimentar que estás logrando lo que te propones.
  • Ganarás más seguridad y más confianza en tus capacidades y por tanto aumentará tu auto estima.
  • Dejarás de preocuparte por lo que piensen o digan los demás.
  • Vivirás con más tranquilidad al tener la certeza de que te estás ocupando de lo importante.

Please follow and like us:

  • 32
  • Share
En la era de la informacion: Lo esencial, mantener el foco

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies