Please follow and like us:

  • 32
  • Share

Si nuestro entorno de trabajo está desorganizado y sucio, disminuye nuestra calidad, productividad y la buena predisposición del personal hacia la actividad que desarrollamos. La técnica 5S ayuda a crear unos hábitos para establecer y mantener la organización, el orden, la limpieza estandarizada y la disciplina necesaria para lograr un entorno de trabajo más productivo, seguro y agradable, donde se elaboran productos y servicios de mayor calidad. En el mercado actual, la creciente demanda de productos y servicios de calidad, a precios competitivos, está llevando a las empresas a optimizar sus procesos, las 5S es una herramienta que les ayuda a obtener las condiciones necesarias conectar al operador con el proceso, a través del gerenciamiento diari

Recientemente, en una sesión de formación LEAN a los operarios de una empresa, les estaba explicando la metodología de las 5s proyectando una foto de una línea de montaje que, dado su perfecto estado de orden y limpieza, parecía otra cosa y no una fábrica. Como se suele decir, “se podía comer en el suelo”. Uno de los participantes interrumpió para decir: “Yo no tengo tiempo para mantener limpio mi puesto de trabajo”. Le pregunté: “¿Piensa usted que a los operarios de la foto les sobra el tiempo? ¿O quizás sea precisamente por eso, porque no tienen tiempo que perder, por lo que mantienen así de limpio y ordenado su puesto?”.

En ocasiones nos encontramos con espacios físicos de trabajo muy saturados, en donde conviven, por ejemplo, equipos, archivos de documentos, estanterías con material obsoleto o que se utiliza poco, con gran cantidad de materiales, herramientas, productos en proceso o materias primas.

La falta de clasificación, orden y limpieza ocasiona pérdidas de eficacia. ¿Se imagina alguien al equipo de mecánicos que interviene en las paradas de la Fórmula 1 consiguiendo esos reducidos tiempos de cambio sin un orden perfecto y sin un espacio de trabajo limpio?

La metodología de las 5s es una sencilla técnica ideada para mantener el puesto de trabajo organizado, limpio y seguro y, como consecuencia, eficiente. Su nombre se debe a la letra por la que empieza, en japonés, cada una de las 5 disciplinas que contempla:

https://cdn.shopify.com/s/files/1/1173/2942/products/custom_poster.jpg?v=1463675685

 

SEIRI

(separar)

Identificar y separar los materiales estrictamente necesarios para cada operación, y retirar del puesto de trabajo los no necesarios. Se clasifican los que se pueden utilizar en función de su frecuencia de uso, según sea diaria, semanal o mensual.

SEITON (organizar)

Colocar los equipos y materiales según el sentido del flujo de trabajo, de forma que sean intuitiva y fácilmente localizables. De este modo se eliminan pérdidas por movimientos, búsquedas, esperas o transportes.

SEISO (limpieza)

Identificar y eliminar las fuentes de suciedad, y establecer los métodos, materiales, frecuencias y niveles de limpieza. La limpieza ayuda en la prevención de accidentes y a crear un puesto de trabajo ergonómico donde la persona se encuentre más a gusto.

SEIKETSU (estandarizar)

Estandarizar las actuaciones para mantener el puesto de trabajo limpio y ordenado, preferiblemente mediante control visual. Establecer elementos visuales que permitan distinguir fácilmente y de forma inmediata una situación normal de una anormal, como la ausencia o falta de disponibilidad de un determinado material en el lugar establecido, o la presencia de una anormal cantidad de trabajo, por ejemplo, colas de personas excesivamente largas.

SHITSUKE (disciplina y hábito)

Establecer normas para mantener y verificar periódicamente el nivel de orden. Dotar a los equipos de los recursos necesarios para que se pueda mantener la organización de los puestos de trabajo.

La Gestión Visual de un proceso o de un puesto de trabajo pretende que cualquier persona pueda interpretar rápidamente el estado en el que se encuentra el trabajo, o el puesto, respecto a lo planificado (áreas más cargadas, procesos más cargados, estado de los trabajos en curso,…). La gestión visual implica:

  • Eliminar lo que no se necesita.
  • Clasificar y ordenar: un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio.
  • Puestos de trabajo limpios y con estándares de limpieza claros y definidos.
  • Estados de los procesos visibles de una forma rápida y sencilla.
  • Situaciones fuera de lo previsto rápidamente identificadas y gestionadas.
  • Eficiencia y progreso también visibles rápidamente.
  • Entorno de trabajo seguro.

La gestión visual se consigue con sistemas de colores, señales verticales y horizontales, tableros informativos, luces, etc. Por ejemplo, los sistemas Andon indican mediante luces de colores el estado de los equipos y procesos de fabricación. Los Andon ayudan a los profesionales proporcionándoles rápidamente la información que necesitan para gestionar el proceso.

La gestión visual en un puesto de trabajo debe permitir:

  1. Distinguir rápidamente entre lo que es normal y lo que no lo es.
  2. Disponer de señales de niveles mostrando el mínimo y/o el máximo de los materiales en los puestos de trabajo y en los almacenes.
  3. Disponer de estanterías ergonómicas para materiales y equipos muy usados.
  4. Señalar el perímetro de almacenaje destinado para las herramientas y materiales.
  5. Identificar áreas de material defectuoso.
  6. Disponer los procedimientos del proceso en los puestos de trabajo.
  7. https://image.slidesharecdn.com/b8d040af-73f8-4aa3-a76a-01e6cac936ba-160111202708/95/5s-is-for-everyone-37-638.jpg?cb=1452544451

La característica común de los puestos de trabajo de las organizaciones que planifican y gestionan los trabajos en lotes, ya sea una fábrica o una empresa de servicios (lotes de productos, lotes de expedientes, lotes de proyectos,…), es la existencia de significativas cantidades de material en el puesto, en ocasiones con falta de clasificación y con ausencia de orden y limpieza.

Por el contrario, en un entorno de producción “lean” o de prestación de servicios de forma ajustada, los materiales y herramientas están identificados y los espacios marcados para señalar el lugar dispuesto para cada cosa. El profesional dispone de la información necesaria para gestionar su trabajo, debiendo avisar al jefe de su equipo en el caso de necesitar ayuda, o de haber identificado defectos críticos que estén más allá de su capacidad de autocontrol, evitando que el producto pase a la siguiente etapa del proceso y corrigiendo la situación lo antes posible.

Una imagen vale más que mil palabras. La Gestión Visual

Seguimos nuestra serie de artículos con un tema que se relaciona bastante con las 5S tratadas anteriormente. Este mes hablaremos de la Gestión Visual, otra herramienta Lean, que ayuda a trabajar de forma estandarizada y a simplificar la gestión de los procesos y los flujos de información asociados.

La gestión visual o visual management se define como un sistema donde las informaciones necesarias para la gestión operativa se distribuyen entre las personas interesadas utilizando, sobretodo, formatos visuales.

Esto ayuda a promover la participación en la mejora de las actividades a todas las personas involucradas (responsables y personal operativo), dando información que facilite la toma de decisiones y las acciones rápidas y eficaces, con el objetivo de resolver “anomalías’” y estimular la prevención de problemas.

gestión visual

Si nos centramos en cualquier proceso o cualquier trabajo que hacemos, la gestión visual permite conocer a primera vista lo que realmente está sucediendo y lo que debería estar sucediendo, de forma que cualquier error se haga perfectamente visible, detectándose los problemas en su fase inicial. Si no puedes ver tus problemas, no puedes resolverlos.

Por lo tanto, los sistemas de gestión visual hacen que la información llegue a todo el mundo, tanto directivos como operadores, de forma ágil y efectiva, facilitando la comunicación y el intercambio para mejores prácticas. De esta manera cualquier persona que entre en un área de trabajo sabe cuáles son sus procesos, el estado de las actividades y su progresión.

La gestión visual puede ser utilizada para comunicar y compartir cualquier información necesaria para el cumplimiento y mejora de los estándares operativos, tales como:

  • Estándares de los ciclos de trabajo de las actividades que se dan en el área: instrucciones visuales, códigos de colores / ubicaciones, One Point Lesson (OPL)…
  • Gestión de las máquinas e instalaciones: tableros para las actividades de mantenimiento programado, ficha de registro de las anomalías detectadas, check list de control de las instalaciones…
  • Actividades de mejora: buzón para recogida de propuestas y sugerencias, tablones para las ideas implementadas, áreas delimitadas para reuniones de sección.
  • Indicadores de proceso: gráficos indicadores de objetivos, resultados y diferencias

En el caso de los indicadores de gestión visual, hay que establecer unos pasos previos a su desarrollo:

  • Decidir el tipo de proceso que se quiere controlar
  • Determinar quién necesita esta información
  • Determinar las mejoras que se quieren realizar
  • Determinar el sistema de control visual

La gestión visual es aplicable a cualquier organización y nivel de la misma, cuyo objetivo y utilidad básica es diagnosticar y controlar adecuadamente un proceso, ya que ayuda a comunicar mejor y, por tanto, a trabajar con una mayor eficiencia.

En definitiva, ¿qué se pretende conseguir con la gestión visual?:

http://leancentre.co.uk/wp-content/uploads/2017/03/5S-Sort-Event-Steps2.jpg

  • Indicar al trabajador sus objetivos en cada momento, teniendo en cuenta la actividad realizada en el pasado y la capacidad futura.
  • Eliminar el traspaso de información individualizado involucrando a todas las personas relacionadas con dicho proceso.
  • Detectar anomalías en productos, servicios, equipo y procesos a simple vista.
  • Que el estándar sea claro y esté a la vista.
  • Reaccionar con rapidez ante los problemas y saber qué medidas correctivas llevar a cabo para resolver los problemas.

¿Cuáles son los beneficios de su implantación?

  • Aumentar la participación y promover el trabajo en equipo
  • Mejorar los procesos
  • Entregar productos/servicios más fiables
  • Mantener un lugar de trabajo más seguro
  • Crear un entorno de trabajo estandarizado
  • Mejorar la transparencia, la productividad y la eficiencia de las organizaciones.

Os dejo un interesante TED talk de Tom Wujec, diseñador de información, que se ocupa de explicar la relación entre la creación de significado en nuestro cerebro a partir de la forma en que visualizamos el mundo y cómo podemos mejorar este proceso para resolver algunos problemas.

Please follow and like us:

  • 32
  • Share
el Poder de la simplicidad: la Gestión Visual / Método de las 5S: una imagen vale mas que mil palabras

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies